DEPENDENCIA Y/O DISCAPACIDAD

Servicios que me ofrece este Programa…

Servicio de Ayuda a domicilio…

Según la Ley 11/2003 de 27 de Marzo, de Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid, artículo 18.2.c, que dice la atención domiciliaria, consistente en ofrecer un conjunto de acciones a personas o familias en su propio domicilio, para facilitar su desenvolvimiento y permanencia en su entorno habitual, y el Decreto 88/2002, que la regula, la Ayuda a Domicilio se configura como una prestación de Servicios Sociales, cuyas finalidades son:

- Procurar un nivel de atenciones o cuidados personales, domésticos, sociales y técnicos, suficientes para proporcionar a sus usuarios la posibilidad de permanecer en su medio habitual de convivencia.
- Potencia la autonomía personal y la integración en el medio habitual de los/las usuarios/as de la prestación, estimulando la adquisición de competencias personales.
- Apoyar la organización familiar evitando situaciones de crisis, sin suplir en ningún caso la responsabilidad de aquella.
- Evitar el deterioro de las condiciones de vida de las personas que por diversas circunstancias se encuentren limitadas en su autonomía personal
- Evitar, en la medida de lo posible, institucionalizaciones innecesarias

Modalidades y características técnicas de los servicios de atención domiciliaria…

Atención personal:

- Higiene personal; mantenimiento de la higiene corporal del beneficiario del servicio.
- Movilidad; ayuda para levantarse, acostarse, apoyo en la deambulación dentro del domicilio
- Alimentación; apoyo, preparación y supervisión de comidas y cenas
- Cuidados especiales; apoyo en situaciones de incontinencia (cambio pañales), control y supervisión de la ingesta de medicamentos prescritos por personal sanitario.
- Ayuda en vida familiar y social; acompañamiento dentro y fuera de domicilio, compras, gestiones de tipo administrativo y sanitario.

Atención doméstica:

- Limpieza de la vivienda
- Lavado, planchado, repaso u organización de la ropa dentro del hogar
- Realización de compra de alimentos y otros productos de primera necesidad
- Elaboración de alimentos en el hogar

Beneficiarios de la prestación:

- Aquellas personas, familias o núcleos convivenciales que residan (empadronado) en cualquiera de nuestros municipios y requieran un apoyo especial por causa de la edad, discapacidad, salud o situación familiar para la permanencia en su medio habitual.
- Personas de 65 años más con problemas de autonomía personal reducida o limitada NO reconocidas en el sistema de dependencia.
- Personas menores de 65 años con enfermedad o limitación física o psíquica que les limite la autonomía personal, NO reconocidas como dependientes y que tengan reconocidas la situación de discapacidad en grado superior o igual al 65%.
- Con carácter excepcional serán beneficiarias aquellas personas con la situación de dependencia reconocida pero que carezcan de resolución aprobatoria del Programa Individual de Atención, de manera transitoria y hasta que sea efectiva la puesta en marcha de los recursos reconocidos en PIA.
- Excepcionalmente se puede valorar el servicio a núcleos convivenciales que se encuentren en situación de necesidad temporal sobrevenida, y que estén enmarcados en un proceso de intervención socio-familiar.

Este servicio es incompatible con ser beneficiario de la condición de dependiente según la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía personal y Atención a personas en situación de Dependencia, y encontrarse activo el programa Individual de Atención, en virtud del Decreto 54/2015 de 21 de mayo, de la Comunidad de Madrid.

La dependencia se define como el estado de carácter permanente en que se encuentran las personas que, por razones derivadas de la edad, la enfermedad o la discapacidad, y ligadas a la falta o a la pérdida de autonomía física, mental, intelectual, o sensorial, precisan de la atención de otra u otras personas o ayuda importantes para realizar actividades básicas de la vida diaria o, en el caso de las personas con discapacidad intelectual o enfermedad mental, de otros apoyos para su autonomía personal.

La situación de dependencia se clasifica en los siguientes grados:

GRADO III: Gran Dependencia: la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, necesita el apoyo indispensable y continuo de otra persona o tiene necesidades de apoyo generalizado para su autonomía personal.

GRADO II: Dependencia Severa: la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria dos o tres veces al día, pero no requiere el apoyo permanente de un cuidador o tiene necesidad de apoyo extenso para su autonomía personal.

GRADO I: Dependencia Moderada: la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria, al menos una vez al día o tiene necesidades de apoyo intermitente o limitado para su autonomía personal.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), minusvalía es “la situación desventajosa en que se encuentra una persona determinada, como consecuencia de una deficiencia o discapacidad que limita, o impide, el cumplimiento de una función que es normal para esa persona, según la edad, sexo y los factores sociales y culturales

Servicio de Teleasistencia …

La Ley 11/2003, de 27 de marzo, de Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid, en su título I, capítulo II, artículo 18, establece como una de las prestaciones materiales del sistema público de Servicios Sociales el servicio de teleasistencia como soporte instrumental que facilita una atención y poyo personas y social continuos, permitiendo la detección de situaciones de crisis y la intervención inmediata en las mismas.

Objetivos del servicio de teleasistencia:
- Favorecer la autonomía personal en su domicilio
- Favorecer la intervención inmediata en crisis personales sociales y/o médicas
- Proporcionar atención inmediata en situaciones de emergencia a través de personal especializado
- Proporcionar atención presencial cuando esta sea necesaria
- Prevenir situaciones de riesgo por razones de edad, discapacidad, dependencia o soledad.

Beneficiarios de la prestación:

Mayores de 65 años y/o discapacitados con grado igual o superior al 65% Enfermos crónicos o enfermos que sufran incapacidad temporal, sin deterioro cognitivo que vivan solos o en compañía de otras personas y estas no puedan atenderles en caso de emergencia, bien por encontrarse en situación de discapacidad o por encontrarse la mayor parte del tiempo fuera del domicilio

Requisitos:

- Ser español/a o nacional de algún estado miembro de la Unión Europea o nacional de un país no comunitario con residencia legal en España
- Estar empadronado en alguno de los municipios de la Mancomunidad La Maliciosa.
- Tener instalada la línea telefónica en el domicilio, en situación de alta en el momento de la solicitud.
- Ser mayor de 65 años o tener una discapacidad igual o mayor al 65% o enfermedad que limite su autonomía
- Vivir solo o en compañía de otras personas, que no puedan atenderle en caso de emergencia social o sanitaria, que permanezcan la mayor parte del tiempo fuera del domicilio
- No padecer deficiencia auditiva ni de expresión oral, o padecer trastorno mental o demencia que impida un uso adecuado del terminal de teleasistencia. No obstante en estos casos se considerará el alta con el apoyo de los cuidadores principales.

La tramitación de la solicitud tanto del servicio de ayuda a domicilio como del servicio de teleasistencia serán llevadas a cabo por los trabajadores sociales de atención primaria con cita previa.






© 2015 INT,sa. | Todos los derechos reservados.